archivo

Gimp

GIMP admite gestión de color, eso significa que podemos acercarnos al color que tendrá ese color tras su salida impresa. Toda gestión de color es aproximada debido principalmente a la multitud de factores que concurren en la edición de un documento destinado la impresión.
No se recomienda la impresión directa desde GIMP es preferible seguir el flujo de trabajo propuesto en este link.

Perfiles ICC

Otra premisa es tener instalado los Perfiles ICC. Desde el Gestor de Paquetes Synaptic instalamos el paquete con los perfiles.

Activación de la Gestión de Color en GIMP

Para activar la gestión de color en GIMP nos vamos a Edición > Preferencias.

En el Diálogo de preferencias seleccionamos Gestión de Color en el menú de la izquierda.

Trabajos destinados a dispositivos electrónicos

En la captura podemos ver la configuración que creo más adecuada para la Gestión de Color en GIMP para trabajos destinados a dispositivos electrónicos.


Trabajos destinados a impresión

En la captura podemos ver la configuración que creo más adecuada para la Gestión de Color en GIMP para trabajos destinados a la Impresión. El principal cambio es ajustar “Modo de operación” en simulación de impresión.

Nota

Los perfiles de la ECI cumplen con los estándares internacionales. La multinacional Adobe crea algunas variaciones para mantener la compatibilidad con versiones antiguas de sus aplicaciones, en especial Photoshop.

Captura de pantalla con la gestión de color Desactivada Captura de pantalla con la gestión de color para impresión Activada
Observa como las gotitas de agua se apagan respecto a la imagen de la izquierda. Eso se debe a que muchas de las tonalidades de rojo en RGB no se pueden obtener en CMYK.
Anuncios